“Malcriadas” abordará la tata de personas y el abuso a las empleadas domésticas

Contraportada // Redacción

Tv Azteca se había propuesto no producir telenovelas por ahora, pero con Las malcriadas cambio de opinión y si bien tampoco está a favor de las historias rosas, ésta inicia con una empleada doméstica que se enamora del patrón. La diferencia, explica su protagonista Rebecca Jones, es que esta anécdota sólo destapa el México clasista y una serie de crueldades detrás de este empleo.

Sara Maldonado y Ernesto Laguardia se estrenan en la televisora compartiendo créditos junto a Ivonne Montero y Gonzalo García Vivanco, entre otros actores.

Jones dará vida en la trama a una mujer elegante que al mismo tiempo comanda una red de trata de personas.

“Siento que se está tocando un tema por demás importante en México que es el clasismo, la diferencia entre clases que es muy marcada en México y en todos países latinoamericanos. Siempre en las historias rosas aparecía la sirvienta que se enamoraba del patrón, aquí hay un caso similar pero es un caso real, que tiene que ver con una red de gente que hace el mal. No quiero decir la trata de blancas pero sí tiene que ver mucho con eso”.

Pero la actriz no se quiso lanzar al ruedo sin preparación por lo que, señala, realizó una ardua investigación sobre la vida y conducta de gente como su personaje.

“Su casa se llama Dulce Hogar, su prostíbulo se llama La Dulzura, las prostitutas que trabajan para ella tienen nombre de dulce, pero más allá de eso es una psicópata muy clara en sus rasgos y uno que tiene es que son muy amables y Catalina —su personaje— sabe que esa es su mayor arma para convencer a las presas que llegan a su red”.

Jones, quien ha trabajado para Televisa, Argos, Telemundo y Azteca, se declara a favor de las historias originales, algo por lo que apostó desde que dejó Televisa la primera vez.

La teleserie que se estrena el próximo 18 de septiembre.

Sara Maldonado interpreta a una mujer que busca saber de dónde viene y en su camino se topará con las historias de estas mujeres que han sido forzadas a llevar una vida como una pesadilla.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *