Pide Diputada tipificar el “Sexting”

Contraportada // Redacción

La Diputada Ivonne Bustos Paredes presentó una iniciativa de reforma al Código Penal para el Estado de Nuevo León, en relación con la tipificación de la acción de divulgación de contenido erótico, sexual o pornográfico sin el consentimiento de la víctima.

La legisladora Bustos informó que “en el caso de Nuevo León, no existe legislación federal o local que atienda la consecuencia de la comisión de una conducta relacionada con la pornovenganza. La conducta en cuestión, no se encuentra tipificada como delito y solo podría actualizarse el delito de pornografía infantil cuando se esté ante un caso de niñas, niños y adolescentes involucrados como víctimas”.

“Es el turno de Nuevo León establecer responsabilidades y consecuencias para todas aquellas personas que realicen acciones inapropiadas a través del incorrecto uso de las tecnologías de la información, mismas que causan daño moral y vulneran la integridad de las víctimas. Es tiempo de actualizar nuestra legislación a los nuevos supuestos del comportamiento humano, para proteger a nuestras niñas y adolescentes, quiénes son, de acuerdo a las estadísticas escolares, las principales víctimas de este tipo de conductas inapropiadas y lastimosas”, argumentó la Diputada.

“Por este motivo, proponemos un proyecto de reforma, que en primer término, agrega una agravante al delito de amenazas, adicionando un segundo párrafo al artículo 292, mencionando que la pena se aumentará en un año, cuando la

amenaza fuese la difusión, publicación o exhibición, por cualquier medio, de imágenes, audios o videos, donde se muestre al amenazado o a una persona ligada con el amenazado por algún vínculo familiar o afectivo, realizando alguna conducta de carácter erótico, sexual o pornográfico. En dicho supuesto la situación se configurará como pornografía infantil cuando se en las fotografías, videos o audios se muestren o escuchen a menores de edad”, comentó.

La Diputada Bustos consideró importante recalcar que “la presente iniciativa no es una amenaza a la libertad, no busca restringir el libre pensamiento y expresión de las personas a través de los medios electrónicos. Lo que si propone, es castigar el irreparable daño a la imagen personal, que padecen las personas al difundirse sin su consentimiento, contenidos que violenten su intimidad erótica-sexual”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *