AltaVoz: Atípicas Elecciones

Por Fernando Sánchez Márquez 

Hace exactamente una semana el Presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova, afirmaba una vez más, que las elecciones de julio de este año, no solamente serán las más caras, las más costosas sino también las más atípicas.

Y hablando de lo más atípico de esta jornada electoral, el titular del INE tiene toda la razón, pues algo que antes no se había registrado en estos ejercicios sexenales, había sido el desmembramiento del gabinete del presidente Enrique Peña Nieto, de las cámaras de Diputados y Senadores, que prácticamente hoy, están desmanteladas pues muchos legisladores ya buscan desesperadamente, volverse a acomodar.

Ahora tocó el turno a Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, quien ya dio el “chapulinazo”, y aunque aún no es oficial, él mismo ha declarado que sí renunciaría al cargo para ir en busca de una curul plurinominal al Senado de la República a través de la Coalición Por México Al Frente, integrada por EL PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

Ahora hay que agradecer a todos los consejeros del Instituto Nacional Electoral, quienes permiten todo este desastre, todo este desbarajuste de posiciones, gracias a lo cual ahora es posible pasar de una ideología a otra; de un partido a otro, de un cargo a otro, y de un estado de inestabilidad a otro peor.

Ya lo hemos percibido, ya hemos sido testigos de la forma tan cínica y desvergonzada, de cómo, con los brazos cruzados y con los ojos casi cerrados, hombres y mujeres de la política mexicana, abandonan una posición o un cargo, sin importarles los socavones que dejan en sus cargos.

Gracias a programas de reconstrucción dibujados en papel repelente, a la fortuna que genera el clic vial de las foto-multas, a las tenebrosas “arañas” parkímetras y al caudal que genera cuanta grúa circula por la CDMX, el señor mancera también ya se va.

Lo cierto es que antes de que acabe el presente sexenio priista, tenemos un país hecho pedazos en todos los rubros. Ya no se diga en material de corrupción, impunidad, criminalidad, violencia e injusticia y más

Todos los hombres del poder abandonan sus puestos al final de un sexenio fallido para ir en busca de un nuevo cargo para formar parte de otro sexenio que para cómo se han visto las cosas, no hay señales de que el próximo vaya a ser un gobierno eficiente.

Por lo pronto, lo que toca, es esperar la definición política y administrativa del jefe de Gobierno de la Ciudad de México. Lo más difícil ya lo concretó, filtrar su deseo político, lo que resta es que dé el segundo paso fuera del Palacio del Ayuntamiento. Ya lo veremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *